Historia del Tejido

El telar de urdimbre colgante

En la primera etapa de las artes textiles mesoamericanas, el telar utilizado era el de urdimbre colgante tejida con los dedos. Sin embargo, este presentaba ciertas dificultades para tejer el algodón, por lo que fue poco a poco reemplazado por el telar de cintura.

El telar de cintura

El telar de cintura se origina y caracteriza la etapa prehispánica. También es conocido por el nombre de telar de dos barras, o telar de palitos. Es un instrumento muy simple que consiste en un conjunto de barritas de madera, una soga y una banda o mecapal para sujetar el telar a la tejedora. Para proveer tensión, la barra superior se ata a un soporte fijo y la barra inferior se amarra a la cintura de la tejedora.

Una de sus principales ventajas es que permite a la tejedora un control total sobre el trabajo que va realizando. Pequeños cambios del cuerpo pueden lograr variaciones en la textura de la tela. Una tejedora experta puede combinar técnicas de una manera que sería difícil o imposible obtener en un telar de otra clase.

El telar de cintura es el instrumento más adecuado para crear el vestuario tradicional maya. En lugar de entallarse para acomodar las extremidades, las prendas de vestir maya se drapean alrededor del cuerpo, uniendo lienzos rectangulares. Al no usar técnicas refinadas de corte y costura, es necesario que el tejido quede con las cuatro orillas terminadas y tenga un tamaño justo en cuanto a la estatura de la persona y su uso.

Una gran ventaja de este telar es su fácil manejo. Permite movilizarlo y montarlo en diferentes lugares y condiciones ambientales. Esto contribuye a que se pueden realizar tareas paralelas mientras se teje. Por ello, el telar de cintura es el más apropiado para el uso doméstico, manejado principalmente por las mujeres.

El telar de pie

Se establece el uso del telar de pie a partir del dominio español. Su implementación provocó un cambio en los textiles guatemaltecos pues se usaba para producir piezas por yarda que eran requeridas por los colonizadores. Los españoles establecieron talleres para producir textiles a nivel industrial, donde los hombres mayas eran forzados a trabajar bajo condiciones aterradoras. Debido al mecanismo histórico de su implementación, su complejidad técnica y costo de construcción, al igual que por su ubicación fija, el telar de pie era manejado inicialmente por los hombres. Hoy en día es un instrumento utilizado por ambos sexos.

La ventaja más sobresaliente del uso de este telar es la rapidez con la que se puede trabajar y la capacidad para tejer mayores dimensiones. Las telas tejidas en telares de pie pueden alcanzar hasta 150 metros de longitud y los textiles sin brocados se pueden producir en menos del cinco por ciento del tiempo requerido en un telar de cintura.

En el telar de pie, sin embargo, los lienzos para una pieza de vestir no se dejan tejer a la medida exacta, ni se pueden incorporar variaciones significativas en la estructura del tejido.

Zinacantán, Chiapas, nuestro pueblo

Un hermoso pueblo en los Altos de Chiapas


En cada compra, su inversión serán recursos para el bienestar para las comunidades Chiapanecas